Hostels, un alojamiento barato no solo para mochileros ¿Sabes qué es un hostel?

Image ¿Sabes qué es un hostel?

El concepto de hostel ha trascendido su tradicional definición como alojamiento para jóvenes poco exigentes. Sin abandonar el viaje independiente, muchos hostels ya no son establecimientos mugrientos (aunque estos también tengan su encanto).

Siempre han existido hospedajes económicos, pero los hostels son diferentes a las pensiones o a las posadas. Su concepción como un alojamiento destinado a los jóvenes los ha dotado de dos características únicas: un precio muy bajo y la familiaridad entre viajeros, al estilo de las antiguas casas de huéspedes.

Un resumen rápido sobre el concepto de hostel para principiantes (y cosas que quizás los más familiarizados con el tema tampoco saben).

¿Qué es un hostel?

Puede tener dos o doscientas habitaciones. No se caracteriza por su tamaño, sino porque es económico y porque la mayoría de sus dormitorios son compartidos. Es decir, se paga la cama, no la habitación, que se comparte con otros viajeros (entre 3 y 12). La media de precio de un hostel es de entre 12 y 15 euros por persona y noche.

Sus instalaciones pueden ser muy básicas o dignas de un hotel de tres estrellas. Hay hostels con piscina, barbacoa y spa: son los llamados hostels de lujo, que siguen siendo económicos.

Por lo común, suelen constar de una recepción con una dependencia para equipajes, los dormitorios, una cocina, baños y duchas compartidos y una zona común, que puede ser una pequeña salita con un ordenador o un gran salón con chimenea y wi-fi gratuito. Las zonas comunes son la clave, ya que se trata de crear un sentimiento de comunidad entre los viajeros.

Se localizan tanto en grandes ciudades como en pueblos, en lugares por lo general turísticos -aunque con suerte se puede encontrar algún hostel independiente en otros lugares menos visitados-, y cuanto más cerca estén del centro, más elevado será su precio.

Cómo reservar un hostel

Lo más común es acudir a páginas especializadas, donde los establecimientos reciben valoraciones de los viajeros, tanto en general como en aspectos concretos como la limpieza, la ubicación o la diversión. Las más populares son Hostelworld (cobra 1,50 euros por reserva pero permite la cancelación mediante la página y está en más lugares que ninguno) y Hostelbokers (cuyo mayor atractivo es que no cobra comisión).

Por estas páginas se paga un 10 por ciento de la cantidad total, y el resto se abona -en moneda local- a la llegada.

Conviene, antes de reservar, buscar la página web del hostel elegido y comprobar por qué vía es más barato. Si se va a llegar tarde, hay que comprobar que tiene la recepción 24 horas abierta, ya que muchos ni siquiera contestan al teléfono por la noche si no es así.

¿Para quién son los hostels?

Se denominan también albergues juveniles, obviamente, porque al comienzo eran establecimientos para jóvenes. Aún hoy muchos tienen límites de edad. Hay algunos que no admiten menores y otros que no admiten mayores de 35 años, pero la mayoría están abiertos a todo el mundo.

No es necesario tener una tarjeta, e incluso en las cadenas como Hostelling International se puede reservar habitación pagando un pequeño suplemento por no ser miembro.

Hoy, pueden ser tanto un buen alojamiento para mochileros como para familias amantes del viaje independiente o incluso despedidas de soltero. Sólo hay que buscar bien para buscar el que se adapte a cada uno y no acabar entre chicas con disfraces de dudoso gusto si se es un gurú del viaje espartano. O viceversa.

Por eso son muy útiles las páginas de reserva, donde indica si dispone de habitaciones familiares y si los fiesteros son bienvenidos o no. Las opiniones de los usuarios no son infalibles -a veces se quejan de un hostel de mucha calidad, otras se contentan con poco-, pero es posible encontrar el sitio ideal incluso para una pareja, ya que también tienen habitaciones privadas. Sólo hay que añadir un poco de sentido común y, sí, a veces suerte: siempre está la posibilidad de que, por 10 euros la noche, el baño no esté tan limpio como el de casa.

(Fuente: GMT+100)

Haz tu reserva ahora!

Niños Bebes Anular